Vehículos

*Los precios anunciados son sugeridos y pueden estar sujetos a variaciones según el modelo, especificaciones y el plan comercial vigente aplicable a cada vehículo. Para mayor información, consulta directamente con tu concesionario de la Red Mazda.

SEGURIDAD PROACTIVA i-ACTIVSENSE

Sentidos tan agudos que elevan tus destrezas.

 

Mazda CX-5 cuenta con la serie integrada de tecnologías de seguridad activa de vanguardia de Mazda, diseñadas para informar, alertar y proteger. El Sistema de Seguridad i-ACTIVSENSE usa los equipos y sensores más modernos para apoyar la percepción del conductor, de manera que pueda concentrarse en disfrutar la conducción en un entorno más seguro:

Sistema Inteligente de Iluminación Frontal (ADB)*: detecta a través de una cámara sensora frontal (FSC), la intensidad de luz de los vehículos en la vía. El sistema activa y desactiva automáticamente grupos de luces LED independientes, para que el conductor tenga iluminado el máximo campo visual de manera permanente, sin afectar la visibilidad de otros conductores en la vía. 

Asistencia de Permanencia en Carril (LKA)*: detecta la posición del vehículo dentro de la vía a partir de la información de las líneas de la carretera tomada por la cámara sensora frontal (FSC) y, en caso de que el vehículo pierda la trayectoria del carril, advierte con una alarma sonora y con vibración en el volante de conducción. También está la posibilidad de realizar una sutil corrección si el conductor no toma ninguna acción.

Asistencia Inteligente de Frenado en Ciudad Delantero (SCBS)*: mediante una cámara sensora, el sistema determina cuando la distancia con el vehículo que se encuentra adelante es peligrosamente corta, accionando los frenos para evitar o reducir el impacto a velocidades entre 4 y 80 km/h. El sistema es capaz de detectar peatones a velocidades entre 10 y 80 km/h.

Asistencia de Frenado en Ciudad Trasero (SCBS)*: activa los frenos para evitar o reducir el impacto en operaciones de parqueo o de retroceso, si la distancia es menor a 4 m, a velocidades entre 2 y 8 km/h, y si existe posibilidad de colisión contra un obstáculo. 

Alerta de Atención del Conductor (DAA)*: sistema que detecta la fatiga y la disminución de atención del conductor, emitiendo una advertencia visual y sonora que invita a tomar un descanso. Funciona entre 65 y 140 km/h en trayectos largos por carretera, después de los primeros 20 minutos de conducción, el sistema detecta los hábitos de manejo del conductor y está en posibilidad de establecer la disminución de atención del conductor.

Sistema Avanzado de Monitoreo de Punto Ciego (BSM)**: informa al conductor en los espejos retrovisores sobre los vehículos que se encuentran en el punto ciego.  Si al accionar la direccional se detecta un vehículo que se acerca por el carril adyacente a la dirección de giro, un indicador del espejo destella y una alarma sonora alerta del riesgo. Este sistema opera a velocidades de 30 km/h o más y tiene un alcance de 50 m. Incorpora alerta de tráfico cruzado atrás, el cual detecta vehículos que se aproximan en un ángulo de hasta 90° desde la derecha o la izquierda de su vehículo y hace destellar los indicadores de advertencia de monitoreo de punto ciego en las operaciones de retroceso. 

Asistencia de Arranque en Pendiente (HLA): permite realizar arranques más seguros en caminos inclinados, bien sea hacia adelante o en reversa, manteniendo aplicados los frenos durante 2 segundos después de liberar el pedal de freno, permitiendo accionar el acelerador para iniciar la marcha.

Señal de Parada de Emergencia (ESS): alerta a los demás conductores sobre una frenada de emergencia en su vehículo.

*Aplica para las versiones Grand Touring LX.
**Aplica para las versiones Touring 2,5L, Grand Touring y Grand Touring LX.