Vehículos

*Los precios anunciados son sugeridos y pueden estar sujetos a variaciones según el modelo, especificaciones y el plan comercial vigente aplicable a cada vehículo. Para mayor información, consulta directamente con tu concesionario de la Red Mazda.

El MX-5: el roadster ha vuelto para quedarse.

En la década de los ochenta, ya no se fabricaban roadsters. Su auge en la Gran Bretaña de los cincuenta y los sesenta se había acabado. Sin embargo, apareció Mazda con su planteamiento de crear un roadster deportivo para tiempos más modernos que fuera fiable y divertido de conducir, con el objetivo de romper con los planteamientos convencionales y diseñar un carro que recuperara el placer de manejar en su concepto más básico. La balanza se inclinó por el MX-5 original que, con solo 955 kilogramos, era un carro deportivo verdaderamente ligero que además, podía presumir de un diseño con motor delantero y tracción trasera con una dinámica de conducción excepcional. El roadster había vuelto a nacer. De hecho, el MX-5 era tan divertido de conducir y suponía tal placer tener uno, que se convirtió en el roadster más vendido de todos los tiempos.