Vehículos

*Los precios anunciados son sugeridos y pueden estar sujetos a variaciones según el modelo, especificaciones y el plan comercial vigente aplicable a cada vehículo. Para mayor información, consulta directamente con tu concesionario de la Red Mazda.

Un diseño exterior logrado gracias a la colaboración entre equipos.

Esta serie otorga una vista al detrás de cámaras del desarrollo de la nueva Mazda CX-5 y presenta a los diseñadores e ingenieros que han desempeñado un papel importante en el proceso. Esta tercera parte, se enfoca en dos diseñadores que trabajaron en el diseño exterior del modelo. Cubrimos en detalle el proceso del diseño y proporcionamos una mirada particular a algunos de los bocetos y modelos en arcilla utilizados. 

Mazda CX-5

Uniendo la gran variedad de perspectivas, sensibilidades y experiencias de todos los involucrados, se logró un diseño que desafía lo convencional.

El concepto detrás del diseño de la nueva Mazda CX-5, fue combinar la potente presencia de una SUV con una sofisticación de alta calidad. Esta noción, denominada ‘Refined Toughness‘, ha tenido gran impacto gracias a Takanori Tsubaki, quien estaba a cargo del diseño exterior. Para lograrlo, se requería un entendimiento más profundo acerca de la esencia del diseño KODO para así llevarlo a un nuevo nivel. De hecho, un enfoque dirigido exclusivamente al uso de líneas dinámicas y superficies para expresar la fortaleza y vitalidad, podría no dar en el blanco con los clientes, como una expresión de belleza finamente afilada. 

Mazda CX-5

Los bocetos del diseño inicial no mostraban ninguna desviación con respecto a la dirección trazada. Sin embargo, al converger las ideas que parecían funcionar con los datos tridimensionales (3-D), algo no se veía bien. Esto llevó al equipo a revisar repetidamente los datos bidimensionales (2-D) antes de crear modelos para inspección.

Mazda CX-5

Habiendo llegado a las proporciones, pareciera que el equipo estaba ya coincidiendo con el concepto del diseño. De esta forma, hicieron una pausa para realizar un balance antes de continuar con el siguiente paso.

“No estábamos completamente satisfechos. Habíamos llegado a un buen diseño, pero nos preguntábamos si este sería el diseño final o podríamos hacer algo más,” dice Tsubaki.

El cronograma no daba mucho más tiempo para el proceso de diseño. Aun así, el equipo resolvió dejar de lado todo el trabajo realizado hasta ese momento, ignorar las restricciones que enfrentaban e intentar lograr un nuevo boceto del ideal al que querían llegar. 

Mazda CX-5

El equipo estaba cada vez más cerca, pero no se podía rendir, había que ir un poco más allá para explorar las posibilidades. Las personas a cargo del desarrollo de la nueva Mazda CX-5 tuvieron un buen comienzo, ya que consultaron con una variedad de funcionarios a cargo del desarrollo de prototipos y otros proyectos de diseño, como también a jóvenes novatos entusiastas. Todos ellos revisaron el diseño y crearon nuevos bocetos como parte de un gran esfuerzo de colaboración. Como resultado, se aprobó una sugerencia del Estudio de Diseño Avanzado de Mazda para las superficies de los paneles laterales, y una idea dibujada por un joven diseñador fue utilizada para la parte posterior. Trayendo en conjunto la gran variedad de perspectivas, sensibilidades y experiencias de todos los que contribuyeron para llegar a un gran avance y boceto final – al que el equipo de diseño estaba apuntando – el objetivo estaba completado.

Mazda CX-5

Después un riguroso examen, los mejores elementos de dos modelos fueron optimizados para crear un modelo final.

Mazda CX-5

Yutaka Sukegawa, un modelador que estuvo involucrado desde las primeras etapas con Tsubaki, dice, “Todos los modeladores de arcilla en Mazda ofrecen sugerencias. Esto puede ser evaluando qué aspectos de un boceto son los más destacados o qué  superficies deberían ser curvas o agudizadas cuidadosamente. Contamos con ellos para darle forma a las cosas que incluso el ojo no puede ver, incluyendo matices filosóficos necesarios para ir más allá de las intenciones de diseño establecidas”.

Mazda CX-5

“Los modeladores tienen sus propias sensibilidades y las refinan constantemente, esto es una parte importante de la personalidad de Mazda. Incluso en la era actual de los procesos digitales, esta es una característica que no va a cambiar”.

Mazda CX-5

Con la forma ideal que no estaba limitada por las dimensiones reales, comenzaría la parte más difícil del proceso. De esta forma, en la preparación para la producción en masa, comenzó el trabajo colaborativo entre diseñadores, modeladores e ingenieros de la composición responsables de los valores numéricos. El modelo empezó a reproducirse fielmente al producto final con ajustes en incrementos de aproximadamente 20 mm, mientras se intercambiaban repetidamente los datos de las medidas de la superficie. A medida que continuaban los ajustes, estos avanzaban en la obtención de incrementos más precisos de 10 mm, 5 mm, 3 mm y 1 mm, y no estaría completo hasta que no se pudieran modificar más los datos de medidas.

Mazda CX-5

La tolerancia normal para la diferencia entre el modelo final en arcilla y el vehículo para producción en masa está entre 1 y 5 mm, pero en Mazda esta diferencia debe ser de entre 0.1 y 0.3 mm. Las habilidades y la precisión para esculpir, hacen que estas tolerancias sean posibles y permiten que los ingenieros de la composición en diseño de Mazda puedan mantener la apariencia de la escala final del modelo para la entrega final del producto a los clientes de Mazda.

Mazda CX-5

En cuanto a los detalles, la sensación de profundidad de la parrilla delantera es lograda por el uso de un arreglo de partes pequeñas, en forma de pirámides de tres lados. Además, toda la parrilla se encorva suavemente hacia adentro en dirección al centro. El símbolo de la marca en el centro de la parrilla pareciera estar flotando sobre el fondo de la superficie profunda y oscura de la entrada de aire.

Mazda CX-5

Esta expresión no pudo haber sido lograda en su forma ideal, simplemente por la alineación de las partes. Así que el ángulo de cada parte fue ajustado numerosas veces y luego alineado en diferentes ángulos para que encajara la curvatura hacia adentro de la parrilla. También se extendieron los esfuerzos a las formas de las partes. Estaban siendo constantemente compilados como datos, se hicieron prototipos y se probaron diferentes pinturas para lograr el acabado más atractivo.

Este cuidado por el más mínimo detalle, incluso en los lugares más difíciles de ver, demuestra el compromiso de Mazda por lograr la forma ideal. Es un compromiso inquebrantable hacia la perfección, impulsado por las sensibilidades japonesas.

“El diseño de este vehículo es sin duda, producto del ADN de Mazda,” dice Tsubaki, “Estoy seguro de que Mazda CX-5 le hablará al alma de las personas y trascenderá su existencia más allá de ser una máquina. Nada me haría más feliz que este vehículo fuera disfrutado por la gente que valora la calidad y posee sensibilidades desarrolladas”.

Nuestra próxima entrega se enfoca en el diseño interior de la nueva Mazda CX-5.