Vehículos

*Los precios anunciados son sugeridos y pueden estar sujetos a variaciones según el modelo, especificaciones y el plan comercial vigente aplicable a cada vehículo. Para mayor información, consulta directamente con tu concesionario de la Red Mazda.

El reto de crear un color instintivamente hermoso

Esta entrega da una visión del detrás de cámaras del desarrollo de la nueva Mazda CX-5 y presenta tanto a los diseñadores como a los ingenieros que tuvieron un papel importante en el proceso. En esta quinta entrega, conoceremos a tres miembros del grupo de trabajo, responsables por el nuevo color Rojo Diamante de la carrocería.

Detrás de la brillante transparencia de este nuevo rojo, hay un equipo de desarrollo dedicado a la búsqueda del color perfecto.

Lo que el diseñador le mostró al equipo fue un vaso de rubí brillante

Keiichi Okamoto, un experto diseñador creativo, jugó un papel importante en el desarrollo del Soul Red Premium Metallic y el Machine Grey Premium Metallic, dos colores que simbolizan el diseño KODO.

Keiichi Okamoto, diseñador de color

“Quería crear el rojo más hermoso del mundo, un color que la gente sintiera en realidad y que inmediatamente llamara su atención. La nueva Mazda CX-5 representa una evolución del concepto “menos es más” que no se basa en líneas de caracteres. Esto requirió un rojo nuevo que resaltara de manera hermosa las exquisitas transiciones en la superficie del carro.”

Con esta creencia, Okamoto creó un equipo de trabajo con las áreas de desarrollo y producción, junto a los proveedores representativos. El equipo se encaminó a desarrollar una nueva versión del Rojo Místico.

Mazda CX-5

En el desarrollo del nuevo Rojo Diamante, Okamoto le presentó a los miembros del equipo tres imágenes verbales describiendo lo que él creía necesario para el nuevo color. Primero, reflejos brillantes estallando con energía poderosa como magma fluyendo. Seguido, sombras transparentes con profundidad y claridad. Y finalmente, un brillo radiante exhibiendo detalle y robustez.

Pero estas descripciones no fueron suficientes para que el equipo entendiera la imagen del color ideal que Okamoto quería crear. Para ayudar a ilustrar lo que él tenía en mente, les mostró un vaso de color rubí brillante.

“Quiero una profunda tonalidad roja, como el translúcido de los rubíes rojos o del vidrio rojo.” les dijo Okamoto.

Mazda CX-5

‘Menos es más’ también se aplica al color

Los miembros del equipo indagaron la descripción de Okamoto antes de decidir que la única cosa por hacer, era convertir su visión y sensaciones en valores numéricos.

Takakazu Yamane, del departamento de prueba e investigación, decidió que la mejor forma de lograr esto era con un dispositivo de medición óptica de alta precisión, diseñado para detectar satélites minerales en la corteza de la tierra. Aunque el dispositivo no es utilizado usualmente para el desarrollo de color, Yamane obtuvo el equipo de inmediato.

Takakazu Yamane, ingeniero principal

Usando este instrumento, Yamane midió el vidrio de color rubí y otros objetos, representando el color ideal en el mismo lugar, la misma posición y el mismo ángulo que los ojos de Okamoto. Se analizó la relación entre el espectro de luz, lo que Okamoto visualizaba y su respuesta a esto. Así, convirtieron los resultados en datos numéricos representando al rojo que estaban buscando.

“Esencialmente, traduje la visión perfecta del rojo de Okamoto a valores numéricos,” dice Yamane. Este detallado análisis permitió al equipo igualar las características ideales del color en la forma en que las personas perciben los colores.

Análisis usando el instrumento óptico de alta precisión

Hay muchas clases de rojo.

Cuando miramos el rojo profundo y claro, la mayoría de la gente ve un leve tono azul. Pero el equipo encontró con su dispositivo óptico de medición que el color no contenía pigmento azul en lo absoluto. El tono azul que la gente percibía no era más que una ilusión. Por otro lado, encontraron que otros colores combinados con el color rojo eran percibidos como sucios. Las pruebas y el análisis llevaron al equipo a concluir que no podrían llegar a su meta al mezclar colores para crear su ideal. En cambio, la clave era trabajar para lograr el rojo más puro posible.

Mazda CX-5

“Cuando buscas la esencia, no hay lugar para elementos innecesarios.” Dice Okamoto. `Menos es más` también se aplica al color.”

El objetivo era encontrar el mejor rojo del mundo con tecnología japonesa

En esta etapa, Koji Teramoto del grupo tecnológico de pintura, comenzó a desarrollar el trabajo para la producción masiva.

Koji Teramoto, del grupo de ingeniería en pintura e instalación

El reto más grande que Teramoto enfrentó, fue cómo formular el color para que pudiera ser aplicado en tres capas usando el sistema amigable con el medio ambiente Aqua-Tech de Mazda.

Machine Grey tiene una capa negra de absorción debajo de la capa reflectante en la cual, los copos de aluminio de alto brillo están adheridos. Permitiendo que el pigmento jet-black que está por debajo, se vea a través de los espacios creando una apariencia lustrosa metálica con sombras de alto contraste.Estructura de la capa Machine Grey (izquierda) y un panel de la carrocería (derecha)

 

El equipo pudo haber usado técnicas similares para crear el rojo ideal con el realce y la profundidad clara aplicando un revestimiento de rojo translucido encima de capas reflectantes y absorbentes.

Pero el revestimiento final de la capa superior tendría un total de cuatro capas. Esto requeriría dos pasadas de la línea de pintura e incrementaría el impacto ambiental, algo que el equipo estaba determinado a evadir.

Se les ocurrió la innovadora solución de combinar reflexión y absorción en una misma capa, lograda al combinar copos de absorción de luz con copos de aluminio de alta luminosidad para crear un matiz más profundo.

Estructura de la capa del rojo diamante

El equipo cuidadosamente ajustó la forma y tamaño de los copos de aluminio para lograr una textura visual semejante al metal pulido por un maestro artesano.

“La particula más pequeña que el ojo humano puede percibir a una distancia aproximada de 30 cm es cerca de 25 micrones. Intentamos hacer los copos imperceptibles usando escamas de 12 a 15 micrones,” Dijo Teramoto.

Paneles de muestra del color durante el desarrollo

El compromiso y la pasión de cada miembro del equipo emtregado al proyecto condujo a nuevas técnicas y a un nuevo rojo con una particular cualidad translucida. El equipo incluyó a personas de los proveedores externos y Teramoto habló acerca de cómo compartió su pasión por el proyecto.

“Los invitamos a unirse a usar tecnología japonesa para crear el mejor rojo del mundo,” dice. “Hablé de esto con ellos en varias ocasiones. Así como estaban también involucrados en monotsukuri, estaba seguro que entenderían.”

Esto ilustra la pasión compartida por cada miembro del equipo mientras enfrentaban el reto de crear un nuevo color que simbolice el diseño KODO.Mazda CX-5

La parte 6 de esta serie se enfoca en el “sub-diseño” de la nueva Mazda CX-5. El proceso del sub diseño involucra construir belleza en lugares que normalmente no se ven, como las aperturas de la puerta y el interior del resguardo del neumático.