Vehículos

*Los precios anunciados son sugeridos y pueden estar sujetos a variaciones según el modelo, especificaciones y el plan comercial vigente aplicable a cada vehículo. Para mayor información, consulta directamente con tu concesionario de la Red Mazda.

Exhibición KODO

Los diseñadores de Mazda trabajaron juntos en la fabricación de un mueble para transmitir la filosofía de diseño “KODO—el Alma del Movimiento” a un público completamente nuevo.

La Feria del Mueble de Milán es el festival de diseño más grande del mundo, y desde la década de los sesenta atrae a los protagonistas más reconocidos del mundo del diseño. Y si bien las empresas automotrices han estado presentes en las ediciones anteriores, por lo general su papel se limitaba a proporcionar el transporte de los VIP. Así fue hasta el año 2013…

Ese año, Mazda creó el Espacio Contemporáneo Mazda (MACS, por sus siglas en inglés), un evento espontáneo y moderno, ubicado en una estrecha calle aledaña al genial distrito de Zona Tortona.

Al interior de la galería del MACS, con su iluminación ambiental, se encontraba un Mazda 6 del año 2015, de color Rojo Místico; pero por primera vez, el automóvil no fue la única estrella de la feria. Esta vez, el espacio estaba ocupado por las instalaciones de la artista de culto italiana Giuliana Cunéaz, quien hizo uso de videos en tres dimensiones, fotografías, ilustraciones y esculturas para crear la sensación de movimiento. Y este tema del “movimiento” sirvió para resaltar aún más la sorpresa revelada por Ikuo Maeda, líder de diseño global de Mazda, y su equipo de Hiroshima: una silla que demuestra el lenguaje de diseño “KODO—el Alma del Movimiento”.

Con cuatro patas como las de un gran felino, la silla KODO fue diseñada para proyectar una liberación súbita de energía reprimida, y transmitir un movimiento similar al de un atleta. El material utilizado para tapizar la silla se asemeja a un kimono japonés, hermoso y preciso hasta en las costuras. La impecable calidad de las patas de aluminio pulido también es prueba del renovado nivel de manufactura de Maeda y la empresa.

Si bien la silla representó un desafío para el equipo de Maeda, en definitiva les brindó la oportunidad de obtener una valiosa perspectiva sobre el futuro del diseño en Mazda.

Claro está que, incluso si la silla no llega a la línea de producción, usted aún tendrá la posibilidad de adquirir una obra de arte inspirada en el diseño KODO: por si fuera poco, Mazda le regalará un motor SKYACTIV, una carrocería y un chasis.

Galería